Reseña de vuelos: Air Europa Business Class Bogotá- Madrid

Esta semana, por accidentes del destino (mi vuelo original en Turkish Airlines fue cancelado debido al fuerte temporal de nieve que azotó Estambul el fin de semana pasado), terminé reubicado en el vuelo directo a Madrid de Air Europa desde el Aeropuerto Internacional El Dorado de Bogotá.

Air Europa opera un vuelo diario en la ruta Bogotá – Madrid desde junio del año pasado. Para este efecto la compañía utiliza uno de sus nuevos Boeing B787-8 Dreamliner con capacidad para 22 pasajeros en clase ejecutiva y 274 en clase turista. Al saber que me reubicaban en este vuelo para el mismo día y respetando mi reserva original en Clase Ejecutiva me alegré mucho, y parte de esa alegría probablemente venía de que probaría por primera vez el servicio de Air Europa Businees en su Dreamliner con los nuevos asientos estrenados el año pasado con los que han actualizado a parte de su flota.

El check-in en el Aeropuerto Internacional El Dorado fue bastante correcto. Dos mostradores dedicados para Clase Ejecutiva y miembros SkyPriority sin mayores tiempos de espera es más que suficiente para servir este vuelo.

Como ninguna de las aerolíneas  de la alianza SkyTeam tiene una Sala VIP en este aeropuerto, Air Europa utiliza la Sala VIP Avianca LifeMiles Gold, que también está abierta a los miembros de PirorityPass. A esa hora de la noche la sala estaba un poco llena, con mucha rotación de viajeros y poca reposición de su oferta de comida y bebidas alcohólicas.

Sala VIP Avianca LifeMiles Gold – Aeropuerto Internacional El Dorado, Bogotá.

El embarque al avión se hizo por la puerta central. SkyPriority y Clase Ejecutiva cuentan con un mostrador dedicado para el embarque, por tanto de nuevo no hubo mayor tiempo de espera. En la puerta del avión el sobrecargo me dirigió al segundo pasillo para encontrar mi asiento.

La cabina de Clase Ejecutiva de Air Europa en el B787-8 Dreamliner es pequeña, con una capacidad de 22 pasajeros en 4 filas de asientos en configuración 2-2-2. La cabina no estaba llena, lo cual me sorprendió un poco siendo temporada alta y con una cabina Turista completamente vendida.

Imágenes de la cabina Air Europa Business en el B787-8 Dreamliner

El asiento de Air Europa tiene 50 cm de ancho y 130 cm de separación entre asientos. Es una butaca estilo lie-flat con posibilidad de reposar completamente horizontal. Los cojines de los asientos tienen un abullonado firme y el material de la cubierta es un textil muy fresco al contacto lo cual proporcionaba una buena sensación de confort. Los colores de la cabina en tonos azules suaves y la iluminación LED del techo característica de los B787 Dreamliner ayudan a crear un ambiente agradable. En frente de cada asiento se encuetra una pantalla individual de entretenimiento, así como el reposapiés y un pequeño espacio para almacenamiento de objetos (amenity kit, etc.).

Asiento de Air Europa Business Class
Pantalla de entrenenimiento, reposapiés y espacio de almacenamiento.

Cada asiento cuenta con una toma eléctrica y un puerto USB, luz en el panel superior y una luz individual de lectura en la parte superior del panel lateral, y un dispositivo de control del sistema de entretenimiento a bordo. El control de la posición del asiento también se encuentra en el panel lateral. El asiento no cuenta con un panel de privacidad respecto al asiento adjunto, porque la bandeja de comidas se encuentra en el sitio en el que debería ir el panel. Al no tener a nadie en el asiento del lado, no le di importancia a esto, pero en una cabina llena podría llegar a ser incómodo.

Control de posición del asiento
Control del sistema de entretenimiento a bordo y espacio para botella de agua.

La oferta de bebidas antes del despegue se limitó a agua o zumo de naranja (no había opción de champaña o cava). La separación entre asientos es tan estrecha que estos no cuentan con espacio/bandeja extraíble portavasos (como suelen tener muchos asientos de clase ejecutiva). Al no tener donde poner la copa, bebí el agua rápidamente y devolví la copa al personal de cabina. Las opciones de periódicos y revistas eran variadas, mayoritariamente en español con alguna opción en inglés. Simultáneamente me suministraron un set de auriculares genéricos (marca desconocida, sin cancelación de ruido) adornados con el logotipo de la compañía.

Auriculares y revista suministrados

El Amenity Kit se encontraba en el espacio de almacenamiento debajo de la pantalla de entretenimiento. Es un estuche de lona de color negro con un ribete en el azul característico de Air Europa. Grata sorpresa al abrirlo y encontrar productos Korres (protector de labios y crema hidratante). Además de esto contaba con un kit dental (con pasta de dientes Colgate), peinilla, tapones auditivos, antifaz y calcetines.

Amenity Kit

Las opciones de entretenimiento a bordo estuvieron disponibles desde el momento del embarque. Aunque las opciones de películas y series de televisión parecían en principio limitadas en cuanto a cantidad, el contenido era muy actual. Incluso con temporadas completas de las series de moda como Game of Thrones o House of Cards. La operación del sistema es bastante intuitiva, y puede operarse tanto desde la pantalla táctil como desde el control en el panel lateral del asiento.

Sistema de entretenimiento a bordo

Air Europa ofrece conexión a internet a bordo de pago para todos los pasajeros, incluyendo los pasajeros de Business Class. Para conectarse, el usuario debe primero escoger y pagar uno de los tres planes de acceso a datos que ofrece la compañía (15 Mb/7€, 30 Mb/13€, 50 Mb/20 €). La capacidad de datos ofrecida por estos planes es muy baja para el precio pedido (15 Mb son 10 mensajes de whatsapp y una mirada a Facebook!), que no entiendo quien querría pagar por un servicio tan limitado. También me sorprendió que la compañía no ofreciera internet gratuito a sus pasajeros Premium, que debería ser lo normal.

Opciones de conexión a internet

La (mala) sorpresa del viaje llegó al momento de la cena. El servicio tardó mucho tiempo en empezar (hubo algo de turbulencia). Pasada una hora de vuelo me entregaron el menú para el servicio, en una carpeta de cuero azul con dos folletos impresos en su interior, las opciones de comida y la carta de vinos.

Menú de Air Europa Business Class

Las opciones de comida ofrecidas (carne, pescado, pasta) eran más bien simples y poco interesantes. Y las opciones de bebida eran limitadas. Aparte de agua y refrescos, las opciones de bebidas durante la cena se limitaron a un cava, dos vinos tintos y un vino blanco. En el menú no había ningún ofrecimiento de licores o espirituosos en ningún momento del vuelo, y los vinos solo fueron servidos durante la comida.

Menú para cena, desayuno y snacks

La comida fue poco memorable. Gazpacho directo de la caja, una gamba, hongos fríos y chips (¡!) que no entiendo por qué estaban allí. De plato principal escogí el pollo, que vino un poco frio y poco cocido en alguna zona. La tabla de quesos era digna y el postre bien, pero nada del otro mundo. La sensación general fue que esa comida correspondía probablemente a un menú de Clase Economica, pero no era adecuado para Business Class.

Selección de entrantes (¡una gamba!)
Plato principal: Suprema de pollo
Tabla de quesos
Postre
Selección de vinos

Después de la decepción de la comida, me acosté a dormir. Debo decir que tanto el asiento en posición horizontal como la almohada y el cobertor eran muy confortables. La temperatura de la cabina era perfecta y el Dreamliner es un avión muy silencioso, así que pude dormir buenas 7 horas antes de que nos despertaran en el momento de iniciar el descenso a Madrid. Pedí que no me despertaran para el desayuno, ya que visto el panorama de la cena, probablemente valía más la pena dormir la hora extra que levantarse a ver que servían.

Conclusión

Opiniones mixtas con respecto a este servicio. Por una parte, el asiento, amenity kit, almohadas, cobertor y la cabina en general son muy confortables. La configuración 2-2-2 probablemente ya no es la más adecuada para una cabina de Business Class (muchas aerolíneas se han movido a configuraciones 1-2-1) y el asiento tiene poca privacidad, pero es extremadamente cómodo para dormir.

Por otra parte, el servicio de comida fue desastroso. Y las opciones limitadas de bebidas con contribuyeron a impresionarme. La comida (y su presentación) no se correspondía con el servicio esperado en una cabina de Clase Business.

Por último, la conectividad a internet es limitada en tamaño de paquetes de datos y costosa para la cantidad de datos ofrecida. Me parece sorprendente que las aerolíneas españolas opten por estos precios de conexión tan altos (Iberia tiene costes similares) cuando la tendencia es ofrecer conexión gratuita a pasajeros Premium (Business Class, Elite), y ofrecer paquetes de datos generosos a precios razonables en Clase Económica.

 

 

 Si te gustó este articulo, recibe nuestras actualizaciones gratis!

Compartir
Articulo anteriorPregunta de Lector: ¿Cuándo transferir los puntos bancarios a Club Premier AeroMexico?
Siguiente articuloCompra y regala puntos Rapid Rewards de Southwest con 40% de bonificación del 10 al 24 de enero del 2017